Inicio / LOCALES / Martín Rodríguez: “La receta digital llegó para quedarse”

Martín Rodríguez: “La receta digital llegó para quedarse”

3 de Junio 2020.
El Subdirector Ejecutivo del PAMI, Martín Rodríguez, habló en exclusivo con Zona Norte Diario Online acerca de los primeros meses de su gestión en el organismo.
En la charla, evaluó la situación en el marco de la pandemia de Covid-19, criticó lo heredado de la gestión de Cambiemos y trazó los principales objetivos de cara a lo que viene.
Estamos trabajando en un doble objetivo, aparentemente contradictorio pero que hemos sabido hacer confluir, que es por un lado cuidar la salud de los afiliados y las afiliadas, y al mismo tiempo garantizar el mandato rector de la cuarentena que es que las personas mayores no salgan de sus casas.
Por esto, por el lado de los trámites que solían hacer en persona en las agencias, que eran más de 30 mil diarios, hemos bajado un 75% de ellos a través de la renovación automática de insulina, tiras reactivas, medicamentos y trámites que antes se hacían en las agencias.
También por el lado de los médicos de cabecera, que es la prestación cuantitativamente más importante del organismo, a través de la receta digital garantizamos que los afiliados accedan a los medicamentos sin salir de su casa. El mecanismo ahora es que el afiliado llama al médico de cabecera, este emite la receta en su consultorio y vía sistema impacta en la farmacia directamente. A partir de ahí un familiar, un amigo o un vecino de nuestros afiliados retira el medicamento con la credencial. Así garantizamos que sin tener que ir al médico ni a la farmacia tengan la provisión de medicamentos, que además como sabemos muchos son gratuitos a partir del programa implementado en la primera semana de Marzo por el Presidente y nuestra Directora Ejecutiva.
– ¿Esto va a derivar en que a futuro algunas prácticas -como la autorización de recetas- se mantengan de manera remota?
Si. La receta digital llegó para quedarse, porque además es un mecanismo que nos permite garantizar un control sobre lo que se está dispensando y evitar fraudes contra el organismo. Además, en general las prácticas y trámites que hoy se hacen en modo remoto también llegaron para quedarse porque las personas mayores encontraron un incentivo para entrar en la página web, hacer los trámites por ahí, utilizar la receta digital y se dan cuenta de que funciona y les evita salir. Eso va a permanecer como una práctica de aquí en adelante.
 ¿De que se trata el programa Residencias Cuidadas que presentaron hace poco?
Es un conjunto de medidas implementadas con un doble objetivo, prevenir que el virus ingrese en las residencias de larga estadía, y en el caso de que eso suceda prevenir el brote en el interior del geriátrico.
Consiste en protocolos de actuación para los trabajadores de los geriátricos, la constitución de comités interjurisdiccionales (Nación, Provincia, Municipio y el Privado que administra el lugar) para coordinar acciones.
El PAMI implementó también un incentivo financiero de 84 millones de pesos en total para las más de 560 residencias con las que tiene convenio, con la finalidad de que se puedan preparar adquiriendo todos los insumos de bioseguridad necesarios por protocolo de prevención de la transmisión del virus.
Además trabajamos con equipos territoriales del organismo: psicólogos y trabajadores sociales expertos en catástrofes, porque sabemos que cuando se produce un positivo en una residencia de larga estadía los familiares pierden un poco el contacto con los afiliados que están adentro, entonces este equipo interviene. También hay un equipo de auditoria permanente sobre esas residencias.
– Para cerrar, y saliendo del contexto ¿Con que PAMI se encontraron al asumir? ¿En que creen que se van a diferenciar de la gestión anterior?
El 10 de diciembre nos encontramos un PAMI arrasado. Había una deuda de 20 mil millones de pesos, con prestadores que no venían cobrando hace meses y con una inflación de más del 70% en materia de salud, muy por encima de la general. Los trabajadores estaban desmoralizados porque hacía cuatro años que venían diciéndoles a los afiliados que tal o cual derecho no les correspondía, derechos que estaban garantizados hasta 2015 como los medicamentos gratuitos. La situación era financieramente muy compleja y además teníamos que levantar el espíritu de los trabajadores del organismo.
Creo que hay una imagen que pinta de cuerpo entero lo que era y lo que queremos que sea el PAMI: En todas las oficinas había carteles con los objetivos del PAMI. El primero de los objetivos era lograr el “equilibrio financiero”. Creo que eso describe perfectamente la situación: un organismo de la salud con más de 5 millones de afiliados y afiliadas, cuyo objetivo es lograr equilibrio financiero. No era cuidar la salud, garantizar medicamentos gratuitos o mejorar las prestaciones, sino el equilibrio financiero, objetivo que tampoco cumplieron por el déficit que dejaron.
Nosotros nos pusimos tes objetivos: el primero garantizar los medicamentos gratuitos, que ya lo hemos cumplido; el segundo mejorar las prestaciones en las clínicas y el tercero simplificar y agilizar los trámites, muchas veces engorrosos, que tienen que hacer nuestros afiliados y afiliadas. En estos dos últimos estamos trabajando, hemos dado ejemplos como con la clínica Sagrado Corazón de Hurlingham de que cuando no atienden bien al PAMI no le temblará el pulso en rescindir los contratos. Por otro lado la migración de los trámites forzada por la pandemia hacia Internet y el teléfono nos va acercando a la meta de que los que antes era tan complicado se vaya simplificando.
Fuente: (Cristian Salles para www.zonanortediario.com.ar)

Compruebe también

COVID-19 TIGRE

Tigre cayó en Victoria

Defensores de Belgrano (7 puntos) derrotó esta noche como visitante a Tigre (7), por 1-0, …

Dejanos tu comentario