Inicio / POLICIALES / Les dieron prisión domiciliaria a tres maestras del Jardín Tribilín condenadas por maltratros

Les dieron prisión domiciliaria a tres maestras del Jardín Tribilín condenadas por maltratros

La Justicia consideró que no existe riesgo de fuga. La Corte había recomendado el beneficio para liberar penales bonaerenses en plena pandemia por coronavirus.

Otorgaron la prisión domiciliaria a tres maestras del Jardín Tribilín condenadas por maltratros (Foto: Facebook).

La Cámara de Apelación y Garantías Penal otorgó la prisión domiciliaria a tres de las maestras condenadas en 2018 por maltratos a nenes en el Jardín Tribilín.
La decisión, que contó con el aval de los jueces de la sala 3 Gustavo Herbel, Margarita Vázquez y Carlos Blanco, benefició a la directora del establecimiento Noemí Núñez, a la docente Yanina Gogonza y a la auxiliar Noelia Gallardo. Además, contempló la recomendación de la Corte de liberar los superpoblados centros de detención bonarenses mientras dure la epidemia por coronavirus
De acuerdo con el fallo de los magistrados, las tres maestras «pertenecen a grupos familiares que se sustentan con ingresos promedio, sin advertirse la presencia de importantes recursos económicos». «El progenitor de Núñez es jubilado y recibe ayuda de su otra hija; la madre de Gogonza es empleada y su cónyuge policía; y la madre de Gallardo es empleada y el padre cuentapropista», señalaron.
De esta forma, argumentaron que ninguna de las tres cuenta con recursos económicos para fugarse, y que la «difusión pública del caso dificultaría cualquier intento en ese sentido». Además, solicitaron que las docentes sean custodiadas por medio de dispositivos electrónicos.
Según consignó ClarínSergio Arenas, abogado de los familiares de las víctimas, criticó la resolución de la Justicia y afirmó que las condenadas «no tienen factores de riesgo». También sostuvo que no se encuentran en situaciones conflictivas dentro de los penales, y denunció ambigüedades en el fallo emitido por la Cámara. «Cita dos veces el contexto de la pandemia, pero no pone un límite ni les dispone que regresen a la cárcel cuando termine el aislamiento. Aprovecharon para mandarlas a la casa», dijo.
Hasta el momento, la decisión de los jueces no pudo hacerse efectiva ante la falta de tobilleras y pulseras electrónicas, cuya disponibilidad es escasa en medio de la ola de prisiones domiciliarias que se concedieron desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Ante esta situación, el abogado de Núñez, Adrián Murcho, adelantó que presentará un escrito para que se ejecute la medida a pesar de esa situación.

En noviembre de 2018, la Justicia condenó con penas de entre cuatro y siete años de cárcel a las maestras jardineras responsables de los maltratos.(Foto: Télam).En noviembre de 2018, la Justicia condenó con penas de entre cuatro y siete años de cárcel a las maestras jardineras responsables de los maltratos.(Foto: Télam).
A fines de 2018, la Justicia había beneficiado con prisión domiciliaria a dos de las cinco docentes del Jardín Tribilín, condenadas por «abandono de persona agravado, amenazas y lesiones».
Entonces, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 4 de San Isidro aceptó el pedido de prisión domiciliaria para la vicedirectora Mariana Buchniv, condenada a cinco años y seis meses, y para la auxiliar Gisela Diap, sentenciada a cuatro años y seis meses.
En tanto, Núñez, Gogonza y Gallardo fueron declaradas culpables por el mismo delito y condenadas a siete años y medio, siete y seis años y tres meses de cárcel respectivamente. Y si bien las penas todavía no están firmes, no se les había otorgado hasta el momento el mismo beneficio que a sus excompañeras.
El caso
El 5 de noviembre de 2018 el TOC 4 de San Isidro condenó a las docentes por maltratos contra al menos a 40 chicos que asistían al jardín de infantes.
Las maestras de nivel inicial fueron denunciadas gracias a un audio que el padre de una nena pudo grabar. Al notar que su hija tenía comportamientos extraños cuando regresaba del colegio, decidió esconder un iPad en su mochila para registrar todo lo que sucedía ahí adentro. Y el resultado fue estremecedor.
El padre consiguió cuatro horas y media de maltratos e insultos. «¿Podés sacar el cuaderno en vez de ponerte a boludear? Dejá de gritar, callate. ¿Querés ir a la pileta? Bueno, callate. ¡Callate!». Quien habla es Yanina, una de las docentes, y el mensaje es para un nene de tres años. «Ponete a guardar, enfermo mental», dice otra voz.
Harta me tienen. ¿Por qué te los desatás? ¿Querés ir al baño? ¡Bueno cerrá la boca!». Después de los maltratos, llegaron amenazas: «Callate C…, callate. Guay que vayas a decir cualquier huevada a tu casa. ¿Escuchaste?»

Compruebe también

Detuvieron a un falso médico en Quilmes: atendía a niños y adultos en una reconocida clínica

Detuvieron a un falso médico en Quilmes: atendía a niños y adultos en una reconocida clínica

Jorge Zapata tenía pedido de captura de la Justicia de San Martín y también era …

Buscan a Tehuel de la Torre en Caleta Olivia

Buscan a Tehuel de la Torre en Caleta Olivia

El joven de 21 años desapareció el 11 de marzo pasado tras ir a Alejandro …

Dejanos tu comentario