Inicio / ECONOMIA / Crisis en Vaca Muerta: Así fue el derrumbe del yacimiento

Crisis en Vaca Muerta: Así fue el derrumbe del yacimiento

A la crisis económica que ya estaba instalada en el yacimiento, se sumó la pandemia y ocasionó una fuerte caída en la «mina de oro» de Argentina

La inviabilidad del esquema de explotación de Vaca Muerta había quedado en evidencia ya antes de que la demanda de combustibles en nuestro país se hundiera un 80% como consecuencia de la cuarentena, y antes de que en el crash petrolero del 20 de abril se desplomaran los precios internacionales del crudo. Incluso antes de que se inicie la caída de esos precios desde principios de este año.
 
En los últimos seis meses de 2019 se bajaron de los yacimientos el 40% de las torres de perforación de la cuenca neuquina, y a partir de octubre se produjo un amesetamiento de la producción no convencional. Eso fue lo que llevó al propio secretario general del Sindicato de Petroleros privados, Guillermo Pereyra, a señalar que “sobran 3.000 obreros” en los pozos neuquinos.
 

 
El detonante de la crisis de Vaca Muerta fue el congelamiento de los precios de los combustibles dictado a mediados de 2019. La dolarización de los mismos se había transformado en una bomba de tiempo. En un país jaqueado por sucesivas devaluaciones, esta dolarización llevó a tarifazos generalizados y sistemáticos que acicatearon el proceso inflacionario, expoliaron los ingresos de las familias trabajadoras y empujaron a la quiebra a numerosas industrias y comercios.
 
Producción
 
En febrero de 2020 la extracción de petróleo (con un 72% proveniente del no convencional) marcó un “record” de 166.829 barriles diarios -según los datos del informe oficial del gobierno neuquino. Si se compara esta producción con la producción promedio del año 1998, de 306.000 barriles diarios -según la Secretaría de Hacienda de la Nación- cuando era todo convencional, se tiene magnitud del retroceso experimentado. La provincia produce poco más de la mitad que hace veintidós años atrás. Incluso durante todo el crítico 2001 la producción de petróleo tuvo un promedio de 255.000 barriles diarios.
 
Como se ve, en este proceso en el que se concentra la extracción en los no convencionales, a pesar de todos los incentivos fiscales, la producción general no logró superar la producción de hace quince o dieciséis años atrás, cuando aún no existía el fracking. 

La implementación de una adenda al convenio colectivo de trabajo de los obreros petroleros significó una aguda flexibilización de sus condiciones laborales y una furiosa intensificación de los ritmos de producción. La adenda habilitó a las empresas a reubicar personal, en forma temporal o permanente, en tareas diferentes a las que venían realizando sin dar derecho al trabajador de pedir recategorización. Permitió también el trabajo con mayor velocidad de viento, elevando el tope máximo de 50 a 60 kilómetros por hora.  En toda la industria, este esquema de ultra flexibilización generó condiciones de extrema inseguridad laboral que redundó en la muerte de ocho trabajadores petroleros en un lapso de poco más de un año (desde principios de 2018 a los primeros meses de 2019).

Añelo, la capital petrolera

La localidad de Añelo, geográficamente ubicada en las inmediaciones de la “zona caliente” de Vaca Muerta, fue bautizada por el Congreso Nacional como “la capital” de la extracción no convencional. Añelo se transformó en una ciudad campamento. Con apenas 8.000 habitantes, casi la mitad de los que transitan por la localidad son trabajadores que pernoctan o llegan a trabajar el turno o el día desde otras localidades.

En Añelo el desempleo ronda en el 10%, existe un déficit habitacional del 27% y un 16% de las viviendas se encuentran en asentamientos informales. Apenas un 2% de las calles urbanas están pavimentadas y el resto no cuenta con cordón, cuneta, veredas ni señalizaciones. El 50% de las viviendas carece de redes de gas y cloacas, y el 30% de redes de agua potable. Una encuesta revela que el 97% de la población señaló que Añelo se inunda cada vez que llueve, y que 4 de cada 10 habitantes sufrió inundaciones el último año.

Añelo no cuenta ni con un cine ni con un teatro, pero en cambio sí hay casinos. El alcoholismo y la droga hacen estragos entre los trabajadores, a tal punto que el secretario general del sindicato debió reconocer que el 40% de los obreros tienen un consumo tóxico (Fuente, La Mañana de Neuquén).

La realidad sobre la mesa

La apertura de los libros de contabilidad de las empresas petroleras pondría de manifiesto que, con un barril de petróleo a 20 dólares y un millón de BTU de gas a 2 dólares, las empresas tienen ganancias aseguradas. Asimismo, pondría en evidencia las ganancias acumuladas por las empresas en todo el último período. El valor de una medida de este tipo es que dejaría al descubierto el carácter criminal de la reducción del 40% de los salarios de 20.000 trabajadores petroleros suspendidos con el pretexto de la caída de la demanda de petróleo.

Esta crisis pone sobre la mesa la necesidad de avanzar en una nacionalización de la industria energética, sin indemnización, empezando por las empresas operadoras, y el control obrero de toda la cadena. Un plan económico de los trabajadores, que parta de colocar como prioridad los intereses de las mayorías populares, pondría toda la producción hidrocarburífera al servicio de abastecer al conjunto de la industria nacional con una energía barata, y terminaría con la súper-explotación, la inseguridad laboral y la depredación ambiental.

Fuente: Pablo Giachello y Norberto E. Calducci para Prensa Obrera.

Compruebe también

Alberto Fernández prepara un shock de medidas para recuperar el consumo: cambios en el Ahora 12 y aumentos en el salario mínimo, las jubilaciones y el piso de Ganancias

Alberto Fernández prepara un shock de medidas para recuperar el consumo: cambios en el Ahora 12 y aumentos en el salario mínimo, las jubilaciones y el piso de Ganancias

Fuentes del Gobierno adelantaron que las tarjetas no bancarias serían reincorporadas al programa. “Vamos a …

Cómo es la maniobra contable del Gobierno para poder gastar los dólares extra del FMI durante la campaña

Cómo es la maniobra contable del Gobierno para poder gastar los dólares extra del FMI durante la campaña

Mediante un DNU incorporó al Presupuesto 2021 los US$4334 millones de los Derechos Especiales de …

Dejanos tu comentario